Trenes infantiles: cómo iniciar a los niños en el modelismo ferroviario

Trenes de juguete

¿Cuál es el objetivo de los trenes para niños?

Una de las preocupaciones más habituales que en algún momento tienen muchos aficionados al modelismo ferroviario es la falta de interés de los hijos en el modelismo ferroviario. En otros casos, la preocupación es la contraria: nuestros hijos se interesan por nuestra maqueta y quieren jugar con ella. ellos solos. Si alguien se queda tranquilo dejando a sus hijos de corta edad jugando con locomotoras de 200 o 300 €, adelante… pero probablemente no es la mejor opción para la mayoría


Para mayor información recomendamos visitar: www.trendejuguete.com


Trenes especialmente diseñados para niños

Por suerte, tanto para un caso como para el otro, existen una gran variedad de trenes diseñados específicamente para los niños, desde los que tienen 1 año hasta que son suficientemente conscientes como para usar trenes de modelismo ferroviario adulto.

Principalmente tenemos tres niveles de trenes, según edad y precio. Con ellos podemos dar la posibilidad a nuestros hijos (y a otros niños cercanos) de descubrir el maravilloso mundo del modelismo ferroviario, tan desconocido en la mayoría de países.



Nivel básico: trenes de madera sin motorización (niños de 0 a 3 años):

Los niños de 0 a 3 años (aproximadamente, depende del niño) están en una fase de aprendizaje donde necesitan coger las cosas y moverlas por ellos mismos. No es buena idea regalarles a esta edad juguetes teledirigidos, por ejemplo. La mejor manera de que puedan jugar con trenes con sus manos y sin peligro es que lo hagan con trenes y circuitos de madera.

No obstante es posible que cuando hablamos de un tren infantil de madera la primera imagen que nos viene a la cabeza es la de un tren muy sencillo, probablemente un óvalo, con unos trenes de mala calidad y aburrido. Por suerte, eso era hace unos años cuando la oferta de este tipo de trenes era pequeña. Por suerte hoy en día tenemos todo tipo de trenes, todo tipo de vías y todo tipo de accesorios para este tipo de circuitos.

Como una imagen vale más que mil palabras, en la siguiente fotografía podéis ver a lo que nos referimos:

Tren de madera Brio
Tren de madera de la marca Brio

Este tipo de circuitos son totalmente modulables y podemos ir comprando diferentes accesorios según queramos. Deberemos tener cuidado con las vías y los trenes ya que, aunque en teoría todos son compatibles, nos podemos encontrar que no encajen perfectamente si no son todos de la misma marca.

Por supuesto, encontraremos todo tipo de precios y calidades, ya que por suerte la oferta de este tipo de trenes es realmente amplia.

Nivel medio: trenes a pilas (niños de 4 a 7 años)

Cuando los trenes de madera ya no sean sufciente para nuestros hijos y nos empiecen a demandar otro tipo de juegos más tecnológicos y avanzados, es el momento de dar el siguiente paso: el tren a pilas. Normalmente este tipo de trenes es adecuado para niños entre 4 y 7 años.

En esta edad los niños ya no necesitan jugar sólo con sus manos, sino que empiezan a tener interés por la tecnología y por los juguetes que interactúan con ellos de manera básica. Son juguetes que aún no tienen casi botones ni tienen un funcionamiento complejo, pero que permiten un movimiento autónomo.

Los trenes a pilas ya nos ofrecen un tren que se mueve por sí solo y, además, muchas veces estos trenes ya empiezan a basarse (de lejos) en trenes existentes en la realidad. Un ejemplo clásico en España son las cajas de Pequetrén como la de la siguiente imagen:

Tren a pilas Pequetren
Tren a pilas Pequetren

Este tipo de circuitos acostumbran a abandonar la madera usada por los circuitos dedicados a los más pequeños, pasándose al plástico. Los mecanismos son sencillos de tal manera que los niños los entienden rápidamente. Además se trata de trenes que, a pesar de ser robustos en general, ya incorporan elementos más pequeños que obligan al niño a tener algo más de cuidado con su juguete.

Tercer paso: trenes a pilas teledirigidos (de 8 a 12 años)

Cuando los niños llegan aproximadamente a los 8 años ya son completamente capaces de comprender el funcionamiento de un tren en miniatura y de cualquier aparato eléctrico o electrónico que los pongamos delante. Seguramente ya serán capaces de programar una central digital mejor de lo que lo hacemos nosotros. Pero… continúan siendo demasiado «apasionados» como para que puedan jugar con trenes con pequeñas piezas frágiles y que cuestan mucho dinero.

Por suerte en los últimos años los fabricantes han pensado en este rango de edades justo antes de poder jugar con trenes «de mayores». Para ellos han desarrollado trenes muy parecidos a los de modelismo ferroviario pero adaptados en robustez (y sencillez) a las necesidades de los niños de 8 a 12 años.

El sistema pionero y más conocido es el de la conocida empresa alemana Märklin, que lanzó su sistema My World con un gran éxito en toda Europa.

El sistema Märklin «My World»

La gama My World traslada a los niños todas las posibilidades del modelismo a escala H0 pero con unos modelos robustos especialmente diseñado para el trato de los niños y los simplifica para que la experiencia sea totalmente satisfactoria para ellos.



Existen muchos modelos de trenes de juguete para niños y mucho más baratos, pero si lo que queremos es calidad, prestaciones y poder alargar la vida del juguete hasta que el niño pase a ser adolescente, Märklin My World no tiene rival.

Trenes infantiles Märklin My World
Tren infantil Märklin My World

Los trenes de la serie «My World» son escala H0. Aunque las reproducciones son versiones muy simplificadas de trenes reales, la vía es escala H0, siendo una reproducción en plástico de la conocida vía tipo C de Märklin. De hecho, los trenes de «My World» pueden rodar sin ningún tipo de problema en cualquier maqueta escala H0.

A diferencia de los trenes de modelismo ferroviario adulto, los trenes de «My World» se mueven gracias a pilas convencionales embarcadas en la propia locomotora. A su vez, no se controlan a través de transformadores ni centrales. Los sets de iniciación incorporan un mando a distancia con dos canales (para dos trenes) con un mando (hay diversos modelos). Estos mandos nos permiten variar la velocidad del tren (tres velocidades predefinidas), cambiar el sentido de la marcha y activar funciones como los focos o algunos sonidos.

Como vemos, son trenes que ya se aproximan mucho al modelismo ferroviario adulto pero de forma adaptada a los niños. Después de este paso, si realmente loes apasiona el mundo del ferrocarril en miniatura, los niños estarán totalmente preparados para adentrarse en el apasionante mmundo del modelismo ferroviario.

Saber más y ver qué productos hay disponibles.

Puedes conocer mucho más sobre los trenes infantiles y ver qué productos hay disponibles en la actualidad gracias a la página especializada trendejuguete.com


Página especializada en trenes infantiles: www.trendejuguete.com



¿Echas de menos algo en este artículo? ¿Has visto algún error? Déjanos un comentario y haremos todo lo posible para mejorar.

¿Quieres colaborar con Railmotif.es? Escríbenos a info@railmotif.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *