Control de una maqueta ferroviaria… ¿analógico o digital?

Maqueta de trenes analógica o digital

¿Maqueta de trenes digital o analógica? Como acostumbramos a hacer en Railmotif, te vamos a dar una respuesta rápida y directa: si vas a empezar desde cero tu maqueta, empieza con sistema digital para las locomotoras.

Si también vas a poner desvíos eléctricos, puedes empezar controlándolos en analógico y después ya te pasarás a digital si tu maqueta crece.

Pero… ¿y eso es todo? No, por supuesto, ahora vamos a argumentar el por qué de esta decisión, pero primero deberemos explicar qué es el sistema de control de maquetas de trenes analógico y qué es el digital.

¿A qué nos referimos con que una maqueta es analógica o digital?

Una de las primeros decisiones que nos encontraremos cuando vayamos a comprar nuestra primera locomotora o nuestro primer kit de iniciación (recomendamos empezar con un kit que incluya vías, locomotora, vagones y controlador) es la de decidir si vamos a usar el sistema digital o el sistema analógico para controlarla. Este sistema será el que controle el funcionamiento de nuestras locomotoras. Por lo tanto vamos a definir brevemente cada uno de ellos:

Sistema analógico de corriente continua

Es el “de toda la vida” y el más usado hasta hace unos años. El elemento principal es un regulador (también conocido como transformador). Por un lado se conecta a la red eléctrica y por el otro a la maqueta. Recibe los 220 Voltios de corriente alterna de la red y los transforma a corriente continua, con un valor entre 0 y 16 Voltios dependiendo de la posición del regulador.

  • Si da 0 Voltios, la vía no recibe electricidad y la locomotora está parada y con las luces apagadas.
  • Si da 16 Voltios, la locomotora corre a su velocidad máxima y las luces lucen a máximo brillo.
  • Entre 0 y 16 Voltios la locomotora tiene una velocidad proporcional a la corriente recibida. Aproximadamente a 8 Voltios circulará a velocidad media, y las luces brillarán a la mitad de su capacidad.

Los dos polos de la corriente continua (positivo y negativo) son enviados cada uno a través de uno de los raíles (excepto en el antiguo Ibertren 3N ya extinguido que usaba una especie de carril central). La inversión de marcha se produce al intercambiarse la polaridad en los raíles.



En este sistema todas las locomotoras que se encuentran en la vía circularán (aproximadamente) a la misma velocidad y no podremos controlarlas de forma individual. Para minimizar este problema, el circuito de vía acostumbra a dividirse en diversas secciones con transformadores/reguladores independientes para cada sección. Las luces no pueden ser controladas de forma independiente no el sonido, en caso de tenerlo.

Si bien es cierto que con la inclusión de automatismos (relés, detectores, placas Arduino, etc) se puede llegar a automatizar una maqueta entera, nunca nos será posible llegar a todas las prestaciones que nos ofrecerá un sistema digital.

Maqueta ferroviaria analógica 2 carriles (corriente continua)
Maqueta ferroviaria analógica 2 carriles (corriente continua)

Sistema analógico de corriente alterna

Con diversas variantes, ha sido utilizado por diversos fabricantes en el pasado. Pero actualmente sólo tiene una marca que apuesta de manera importante por él: Märklin (H0). Este sistema utiliza corriente alterna para alimentar los motores y el cambio de sentido se realiza mediante un relé accionado por una sobretensión.

En Märklin, además, las locomotoras toman uno de los polos mediante un patín que hace contacto con una especie de raíl central (más bien son como unos puntos encima de cada traviesa), mientras el otro polo se toma por ambos raíles. Estos polos alternan varias veces por segundo, que es lo que significa “corriente alterna”. Por lo demás es similar al sistema analógico en corriente continua. Es un sistema con fieles adeptos, pero poco a poco en desuso.

El sistema digital

Es probablemente el más usado en la actualidad y el único que crece en usuarios. El concepto es totalmente distinto a los anteriores, ya que la electricidad suministrada a las locomotoras no es la que delimita la velocidad de la misma. La tensión es siempre la misma.

El controlador principal, en vez de regular esa tensión, envía paquetes de información (bits) a la vía. Estos son recibidos por un circuito especial localizado en la locomotora, denominado descodificador (o decoder), que interpreta las órdenes enviadas por el controlador y las ejecuta. El funcionamiento es similar a la de una red de ordenadores donde el regulador sería el servidor central, las vías el cable de red y las locomotoras los ordenadores conectados.

Modelismo ferroviario - Maqueta de trenes digital
Ejemplo de una maqueta de trenes digital. Los elementos básicos son el mando, la central digital y un descodificador en cada locomotora

Este sistema nos permite controlar las locomotoras de forma independiente desde el regulador. Además, podemos dotar a dicha locomotora con diversas funciones (luces, sonido, enganches automáticos, etc) y controlarlos a voluntad.

Como se ha comentado, implica montar un circuito adicional en cada locomotora, el decoder, el cual controlará todas las funciones de la locomotora (incluyendo el motor) .

Instalación de un descodificador en una antigua locomotora sin conector unificado

La corriente digital se asemeja a la corriente alterna, pero en este caso es de onda cuadrada, conteniendo en su interior la información que se envía desde la central a las locomotoras (o viceversa) en forma de bits digitales de información.

Aunque han existido otros sistemas y de hecho alguno de ellos aún se utiliza minoritariamente, actualmente el estándar es el llamado DCC (Digital Command Control). Este sistema puede usarse tanto en sistemas digitales de 2 carriles como en los de 3 carriles, incluso en algunos casos de forma simultánea con otros protocolos.

Los accesorios, un caso particular:

En el sistema digital podemos controlar los accesorios (desvíos, semáforos, etc) de forma independiente (es decir, con interruptores y corriente analógica). O bien podemos optar por integrarlos en el sistema digital y moverlos con la misma central digital (o incluso un ordenador). Esta última opción nos permite automatizar recorridos, movimientos de agujas, etc.

Si queremos digitalizar nuestros accesorios deberemos conectarlos a descodificadores específicos, llamados descodificadores de función, que serán los que accionarán esos accesorios mediante las órdenes que lleguen desde la central.

Compatibilidad entre trenes analógicos y digitales

  • Las locomotoras analógicas no son compatibles con el sistema digital. De hecho, nunca debemos poner una locomotora analógica en un circuito digital ya que podríamos quemar el motor.
  • Las locomotoras digitales sí son compatibles con la corriente analógica. Exceptuando algún descodificador muy antiguo, todos pueden funcionar en analógico siempre que el descodificador esté configurado para ello. En estas circunstancias la locomotora se comportará como si fuera analógica si bien algunas funciones avanzadas del descodificador pueden seguir actuando, como la configuración de velocidades.
  • El material rodante es compatible con ambos sistemas. Únicamente en algunos casos habrá que adaptar el circuito de iluminación de los coches que lo dispongan para que funcione correctamente.
  • No podemos mezclar zonas digitales y zonas analógicas en un mismo circuito, ya que dañaríamos los reguladores.
  • Todas las locomotoras analógicas, aunque sean antiguas, son digitalizables. Si están preparadas de fábrica para la digitalización, en su interior equiparán un conector donde poder instalar el descodificador, que podremos adquirir en cualquier tienda de modelismo ferroviario. En caso de no estar preparadas, habrá que soldar, cortar pistas, etc, además de buscar espacio suficiente para colocar el descodificador, proceso que puede llegar a ser complicado por ejemplo en locomotoras pequeñas en escala N.

Ventajas de cada sistema

Aquí recogemos algunas de las ventajas más evidentes de cada sistema. Como puede deducirse, lo que en un sistema es considerado ventaja, en el contrario podríamos considerarlo como desventaja.

Ventajas del sistema analógico:

  • Es más barato que el digital. El controlador es más barato y además nos ahorramos el coste del descodificador de cada locomotora.
  • Podemos rodar todo tipo de locomotoras, digitalizadas o no.

Ventajas del sistema digital:

  • Nos permite controlar cualquier número de locomotoras de forma independiente.
  • Podemos controlar a voluntad funciones de las locomotoras como el encendido de luces, el sonido, el fumígeno, etc.
  • Los descodificadores permiten configurar las propiedades de cada locomotora de forma individual. Por ejemplo podemos programar a nuestro gusto la velocidad máxima, la velocidad mínima, la rapidez de aceleración, la frenada para que sea como la real, encendido progresivo de luces, intermitencias de luces, etc.
  • Los descodificadores acostumbran a tener funciones avanzadas como el control de carga, que si queremos mantiene la velocidad de la locomotora constante independientemente de la carga, las pendientes, etc.
  • Muchas centrales digitales permiten conectarse a un ordenador, con lo que podemos controlar la maqueta mediante un ordenador personal usando un esquema de la maqueta. Con este sistema podemos automatizar la conducción de trenes para, por ejemplo, conducir nosotros un tren mientras hay otros trenes circulando en la maqueta cumpliendo horarios reales. También podemos, con la ayuda de detectores de presencia, automatizar la señalización, la creación de rutas, etc, tal como sucede en la realidad. Las posibilidades son infinitas.
  • Los sistemas digitales más modernos permiten no sólo comunicación de la central a la locomotora, sino también el envío de información desde la locomotora a la central digital. Así podemos saber en qué tramo se encuentra una locomotora, qué velocidad lleva, qué carga soporta, etc.


Conclusiones: ¿maqueta de trenes analógica o digital?

El sistema digital es superior en todos los aspectos a cualquier sistema analógico. Por lo tanto no hay duda de que quien empiece desde cero su afición al modelismo ferroviario es lógico que empiece con este sistema. Incluso si quiere aprovechar una pequeña colección antigua, la recomendación continua siendo hacer la maqueta en digital y pasar ese material antiguo a este sistema.

Sólo en aquellos casos donde se parta de una extensa colección de material analógico que haga muy cara y compleja la digitalización de todo el parque, podemos aconsejar quedarse con el sistema analógico.

Y de todas maneras, hay que advertir que algunos fabricantes ya están empezando a tomar la decisión de sacar sus nuevos modelos únicamente con descodificador incorporado (aunque preparado para funcionar también en analógico), con lo cual en un futuro próximo la diferencia de precio entre ambos sistemas va a ser cero.

Centrales digitales DCC para maquetas de trenes
Algunas de las centrales digitales DCC de gama media/alta para maquetas de trenes más usadas en Europa.

¿Echas de menos algo en este artículo? ¿Has visto algún error? Déjanos un comentario y haremos todo lo posible para mejorar.

¿Quieres colaborar con Railmotif.es? Escríbenos a info@railmotif.es

2 thoughts on “Control de una maqueta ferroviaria… ¿analógico o digital?

  1. Mis locomotoras analógicas proceden de una colección por fascículos de hace 15 años. Me gustaría digitalizar ¿cómo puedo saber si es posible y cómo se hace?

    1. Hola Fernando.
      En principio siempre es posible digitalizar una locomotora analógica, aunque será más o menos complicado según su tamaño y disposición de los elementos.
      Para digitalizar una locomotora antigua hay que instalar el descodificador de cables en el interior. El descodificador se sitúa entre la toma de corriente por un lado y el motor y las luces por el otro. Habitualmente el descodificador viene con las instrucciones de cómo conectarlo. Luego hay que estudiar la locomotora para ver por dónde toma la corriente, como alimenta el motor, etc. Finalmente, toca cortar cables y soldar.
      En locomotoras de fabricación moderna el proceso es más sencillo ya que acostumbran a incorporar un conector en el interior. Se saca la carcasa de la locomotora, se conecta el descodificador de pines en el enchufe, y listos.
      Quedamos a tu disposición para cualquier otra aclaración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *